¿Seguimos cayendo en el Taylorismo sin darnos cuenta?

Hola amigo. Qué tal todo? Espero que muy bien.

Hoy te traigo una pequeña cuestión que espero que te sirva para reflexionar y para que puedas auto analizar tu situación sobre ella.

El Taylorismo se caracterizaba porque había un grupo de personas, los ingenieros, que pensaban y decidían cómo debía hacerse el trabajo.

Y otro grupo, que eran los trabajadores, que eran los que hacían el trabajo tal y como se les había dicho que tenía que hacerse.

Si hoy les decimos a los trabajadores cómo deben hacer su trabajo Lean, y esperamos que ellos simplemente hagan lo que les decimos, ¿no estamos siendo Tayloristas?

Y el Taylorismo no es Lean.

Anuncios

Las dos condiciones

En las técnicas con las que trabajo, hablamos de cosas que se aplican en la práctica y que está demostrado que transforman.

Siempre pido dos condiciones para poder comenzar a trabajar.

Son dos condiciones que siempre digo el primer día.

Si no se aceptan no firmamos. Y tan amigos.

Es importante ser claro con las cosas importantes. Mi trabajo es ayudar.

Y si mi trabajo es ayudar, empiezo desde el primer momento. No tiene sentido otra cosa.

A ver, cuáles son esas dos condiciones.

Son simples.

La primera es que hay que ser consciente de que lo que vamos a hacer va a necesitar trabajo. No es venir, que yo explique y hasta la próxima sesión. Que va. Eso es lo de menos.

Esto es parecido a ir a clases y aprender inglés. El profe te explica, pero eres tú quién tiene que hacer los deberes. Yo dejo tareas para hacer de entre media hora y tres horas cada día, dependiendo de la disponibilidad que tengan. A veces sábados y domingos incluidos.

Si no, no se cambia. Es la realidad.

Falta la segunda condición.

Es la más difícil.

Apertura mental.

¿Por qué apertura mental? Porque lo que vas a oir de mi te va a chocar.

No va a ser lo que ya piensas y sabes.

Y es así por definición.

Imaginad que viene a verme una empresa con graves problemas. Imaginad que estemos de acuerdo en todo. Me explica sus problemas y yo les digo, es verdad, tenéis razón.

Y así día tras día.

Y encima le cobro.

¿Piensas que esa empresa va a cambiar? Correcto. No.

No estamos haciendo nada.

Nosotros trabajamos con las ideas, por lo tanto lo que yo le voy a dar es diferente de lo que ya se tiene.

Incluso va a ser contrario en muchas cosas.

Por lo tanto tiene que chocar.

Si algún cliente viene y me dice que está de acuerdo en todo lo que le digo, pienso: qué raro! Entonces hay poco que hacer.

Por tanto por definición, mucho de lo que vas a oir de mi, te va a chocar.

Señal de que aporta algo.

Pero ojo, apertura mental no significa creerlo todo porque lo digo yo. Eso no es apertura mental, es más bien sectarismo.

Apertura mental significa dejar el juicio en suspenso un ratito, intentar entender bien lo nuevo, ponerlo en práctica y ver si funciona.

Estas son las dos condiciones: saber que esto hay que trabajarlo y apertura mental.

Si estás de acuerdo con todo lo anterior y quieres mi ayuda, en forma de curso o de consultoría, escríbeme y hablamos. Te ofrezco lo mejor de entre lo mejor. Probado.

consultoria.leansystems@gmail.com

Si buscamos mejorar, de las apariencias no nos debemos fiar

¿Cuál te dice tu intuición que es la respuesta correcta?:

Caso 1)
Un bate y una pelota juntos cuestan 1,10€.
El bate cuesta un euro más que la pelota.
¿Cuanto cuesta la pelota?

Caso 2)
Tenemos que hacer 20 sobres, ¿qué es más rápido?:
Doblar primero los folios y luego meterlos en los sobres.
Doblar un folio y meterlo en un sobre, doblar un folio y meterlo en un sobre, etc…

Mejorar. Analizar. Decidir.

Evaluando caracteristicas o habilidades a desarrollar

Michael Ballé comparte con nosotros una serie de habilidades que tienen las organizaciones que adoptan el enfoque Lean en la gestión empresarial o al menos de operaciones (si es que eso es posible). Las comparto aquí contigo con la intención de que las evalúes una a una, puntuándolas si lo crees necesario para que te sean de ayuda en la mejora de estos campos.

Estas son:

1.- Competencia en el trabajo.

2.- Confianza en el equipo.

3.- Claridad en la comunicación de objetivos.

4.- Valentía para afrontar los problemas.

5.- Creatividad en la resolución de problemas.

Espero que te sean de ayuda. Nos leemos pronto. Un saludo.

Ayuda para comenzar con la herramienta A3

Hola de nuevo. Antes de comenzar me gustaría que me contarás qué tal va todo, cuáles son los principales problemas que estáis afrontando en la empresa y cómo estáis intentando resolverlos, pero como sabes este medio no me permite mantener esa utilísima conversación contigo. Llámame, nos tomamos un café y hablamos de estos asunto.

Mientras llega ese buen momento, sé que es posible que te hayas planteado la posibilidad de comenzar a utilizar la herramienta A3, o incluso ya la estés usando. Hoy te traigo una plantilla que te puede servir de ayuda para o bien comenzar a trabajar sobre ella e ir viendo si le falta algún detalle que quieras añadirle o quitarle o bien para comparar con la ya tengas en marcha y comprobar si puedes añadir algo.

Son del Lean Institute, y las tiene a libre disposición del público, así que por qué no aprovecharlas para usarlas. Te dejo los enlaces debajo.

Un saludo.

A3 Tool (Powerpoint)

A3 Tool (Word)

Reflexión sobre la competitividad real de tu empresa

Sabemos que ser competitivos es un requisito para poder sobrevivir en el mercado. Los menos competitivos se ven obligados a poner precios mayores a sus productos o servicios de los que tienen en la competencia, lo cual los saca del mercado. Y sobre este asunto reflexiono sobre las siguientes cuestiones:

¿Puedes ser competitivo si tu sistema de producción no lo es? ¿Es necesario que la producción sea eficiente para después poder aspirar a ser competitivo? ¿Cómo puedes hacer mejorar tu sistema de producción para que no sólo alcance a la competencia sino que la adelante incluso?

Espero que reflexiones sobre estas cuestiones. Son fructíferas, creo.

Reflexión de hoy

“No debemos confundir gasto con despilfarro”

¿Cómo lo entiendes tú? ¿Crees que tiene sentido? ¿Cambiarías algo de la frase?

Espero que te dé motivos para reflexionar y llegar a tus propias conclusiones basado en tus convicciones.

Te envío un afectuoso saludo.

Errores en la economía

Hoy te traigo una prueba que sé que te va a gustar.

Hace unos días, mientras leía un libro sobre economía de mercado y de empresa destinado al público general, me encuentro con un párrafo que afirma una hipótesis muy curiosa.

He aquí el texto en cuestión:

Extracto Libro Economia

¿Qué te parece?

Sobre la frase: “Ningún producto puede ser objeto de continuas […] mejoras”. ¿Es cierto? ¿Se contrapone al concepto de KAIZEN? ¿Con cuál estás de acuerdo?

Sobre la frase del nivel óptimo de prestaciones de un producto: ¿Crees que es cierto que un producto no puede ser mejorado a partir de un punto? ¿Puedes encontrar un ejemplo?

Sobre la frase de las mejoras superfluas: ¿Puede una mejora ser superflua o son conceptos excluyentes? ¿Son constantes los criterios de valor de los clientes o es algo cambiante con el tiempo?

Un saludo amigo.

Economías de escala en la producción

No te dejes engañar por las economías de escala. Aunque pueden llegar a existir en algunos casos y en alguna magnitud, tienen límites. Existe un volumen de unidades a partir del cual los costes medios ya no se reducen sino que crecen. A partir de ciertos volúmenes la maquinaria tiene un límite a partir del cuál necesitaremos duplicar el factor productivo y esto hace que se dispare nuevamente el coste medio de producción reduciendo el beneficio y su tasa neta. La salida a todo este embrollo es producir lo que se necesita y cuando se necesita en flujo continuo y planificar la serie de producción en base al ritmo al que el cliente está demandando cada producto, y a partir de ahí organizar la producción.

Sé que no te gusta mucho la economía de empresas pero creo que es importante dejarte esta pequeña reflexión por si alguien te ha intentado convencer con estos argumentos que en la práctica no funcionan tan bien. No es lo mismo predicar que repartir trigo, ya sabes.

Un saludo.