Consejo para la implantación de un sistema Lean en tu empresa

Como bien sabes ir implantando un sistema Lean en una pequeña o mediana empresa no es una tarea especialmente fácil. Sí es simple, pero no fácil. Aunque también sé que eso no te limita en nada y menos aún te asusta. Sé que estás acostumbrado al trabajo duro y al esfuerzo continuado por eso sé que decir que algo es difícil en ocasiones no te afecta en nada. Casi diría que esta afirmación te está sobrando aquí. Aún así es bueno apuntarlo aunque sea de pasada.

Te propongo este “modelo mental” o “forma de ver” cómo se lleva acabo el paso de producir según los principios de la producción en masa a una producción ordenada y eficiente (Lean).

Es como ahorrar para un plan de pensiones. Para poder tener frutos a largo plazo necesitamos poner pequeños esfuerzos continuos a corto plazo.

Esfuerzos en forma de tiempo y de recursos. No es necesario que sean muchos pero sí que sean más o menos constantes.

Para evitar que estas aportaciones se hagan “cuando nos sintamos con tiempo y ganas”, cosa que como bien sabes casi nunca llegan y cuando llegan de lo que tenemos ganas es de otras cosas, el mejor remedio es incluirlas en la planificación.

En nuestra hoja de ruta deben incluirse estas actividades. Así, cuando están planificadas las haremos porque toca hacerlas, con independencia de si tenemos ánimo o no.

No esperes a tener ánimo para hacerlo. Hazlo para tener ánimo.

Te envío un cordial saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s