Cómo saber si estamos aplicando Lean de forma incorrecta

Lean Aprendizaje

Lean Aprendizaje

En la vorágine en la que a veces nos vemos metidos por las prisas de alguna empresa cliente que quiere, con todo el derecho del mundo, empezar a salir del agujero ya (y cuando digo ya es hoy mismo), podemos caer en errores que nos hacen seguir un camino que no es el camino Lean, aunque se le parece mucho. Yo mismo he caido en esto, lo confieso, pero lo importante no es tanto caer o no, sino darte cuenta de que has caido (esto lo decía un profesor mío en la escuela de ingenieros. Decía: “un ingeniero se puede equivocar, no pasa nada. Pero está obligado a darse cuenta”).

Nuestra orientación o la forma en la que entendemos la aplicación del ciclo PDCA (piedra angular para el aprendizaje y por tanto del camino Lean) en occidente suele asumir que las soluciones a los problemas se pueden obtener sin tener en cuenta el contexto en el que estos se hallan. Es decir, si encontramos una solución a un problema con una máquina en una de nuestras plantas, la marcamos como “best practice” y ordenamos que se implante en el resto de plantas. Igual que si fueran piezas intercambiables.

Cuando caemos en este tipo de falacias, podemos darnos cuenta porque el tipo de preguntas que nos hacemos son del tipo siguiente:

  • ¿Cuál es el mix óptimo entre pull y push?
  • ¿Cuando es mejor un kanban electrónico que uno físico?
  • ¿Cuál es el número óptimo de componentes de un grupo de trabajo?
  • ¿Cuál es el mejor diseño para los grupos de trabajo?
  • ¿Cuál es el mejor ERP para un sistema Lean?

Recuerdo que una de estas preguntas se la hice a un empleado de Toyota (la tercera para más señas) y después de un silencio mirándome me dijo: “No hay respuesta para esa pregunta. Debes cambiar el enfoque”. Plof! Imagina mi cara (confieso que este tipo de situaciones son de las que más me gustan, curiosamente).

Cada sistema es distinto del resto y lo que a uno le puede funcionar muy bien puede que para otro no. Incluso lo que puede funcionar en uno puede no hacerlo en ese mismo lugar unos meses después porque en contexto haya cambiado o porque hayamos aprendido cosas nuevas. Recuerda que las soluciones a los problemas son siempre temporales (countermeasure).

Las preguntas que nos debemos estar haciendo, en vez de las anteriores, tienen que ser más de este tipo:

  • ¿A qué tasa está consumiendo el cliente (takt)?
  • ¿El sistema actual consigue cumplir con el takt de forma consistente?
  • En caso contrario, ¿cuáles son las causas de esa variabilidad que impiden encontrar el takt constantemente?
  • ¿Cuál es el propósito de este ejercicio?
  • ¿Cuál es la condición objetivo?
  • ¿Cuál es la condición actual?

Estas preguntas nos sitúan más en la senda correcta y las respuestas que saquemos nos indicarán hacia donde debemos ir. Recuerda que Lean consiste en más que obtener resultados de mejoras de los procesos, es una forma de desarrollar a las personas.

—————————————————————————————————————————–

Quizás te interesen también estas otras entradas:

El Beneficio Razonable sobre el Máximo Beneficio

No se puede tener éxito sólo con las cifras visibles

Acabar con la practica de hacer negocios sobre la base del precio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s