Deja de mover el foco que no veo nada!!

Imagina que vas andando por una cueva. Está todo oscuro. No eres capaz de atisbar casi nada porque tus ojos no consiguen recibir la luz suficiente para adivinar formas, texturas, colores, nada. De repente te acuerdas que llevas encima un foco de media potencia. Fantástico! Lo enciendes. Pero no lo dejas fijo, empiezas a moverlo de un lado a otro, de arriba a abajo sin parar quieto un momento. Evidentemente no ves nada. No tienes tiempo para enfocar nada y que tu ojo retenga la forma y pueda adivinar dónde acaba el camino y dónde empieza el precipicio.

Este “mal del foco inquieto” (MFI 😛 ) lo vengo viendo demasiado a menudo. La mayoría tiende a mover el foco como posesos, empiezan hablando del los problemas de producción de una línea determinada y acaban hablando de “la Merkel” (esto último no falla. Cuánto mal están haciendo los telediarios al Management! 😛 ). Y debería ser al revés: Cada vez estar más enfocados.

Si yo no digo que Merkel no pueda hacer algo, o nada, o poco, o mucho, lo que digo es que debemos enfocarnos en aquellos que nosotros podemos hacer. Si no, mientras criticamos y opinamos, nuestra empresa sigue quedandose como Alicia detrás del Espejo: “En este mundo, – le decía la reina- si te quedas quieta vas para atrás”.

Necesitamos dejar el foco fijo en un lugar concreto de nuestra empresa para resolver ese problema. Y luego, una vez resuelto ese, otro. Primero uno y luego otro. Uno cada vez. Necesitamos decirnos a nosotros mismos mientras estamos con un problema: “Ahora estoy con este problema y no con ningún otro”. Ya sé que me dirás: “Qué fácil, pero cuando te vienen varios a la vez a ver cómo lo haces”. Pues sí, nadie dijo que esto era fácil, pero es perfectamente posible. Me encantaría darte la solución específica a tu problema concreto, lamentablemente, sin conocerlo de primera mano es imposible. Pero sí puedes, por ejemplo, formar grupos que puedan responsabilizarse de resolver problemas, al mismo nivel que tú.  Recuerdo el caso que contaba Tracey Richardson, Team Leader en Toyota durante muchos años, de cómo sobrevenían problemas uno sobre otro, casi a la vez, y que ella era incapaz por sí sola de resolverlos todos ya que no podía estar en varios sitios a la vez. ¿Cómo los resolvía? Con su grupo.

When you had 100 percent of your team members crossed-trained and present each day, you were able to do more proactive problem solving to improve those day-to-day issues that tend to plague you when you least expect it.

Tracey Richardson

Así que, para dejar el foco fijo en un lugar, necesitas un equipo bien formado que te acompañe en la tarea de resolver problemas: Tú no puedes resolverlos todos. No eres el hombre/mujer que tiene la respuesta a todo. ¿Te suena Lean? Yo creo que sí ;P .

Espero tus comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s