The Lean Façade

Hace tiempo que tengo en mente la idea de hablar un poco sobre esto de la “Lean Façade”. Un concepto de reciente creación, que por desgracia, se está convirtiendo en habitual. Así que vamos a dedicarle hoy unos minutos.

¿Sabes esos decorados de películas del Oeste, donde las fachadas de las casas son de cartón-piedra, y detrás lo único que hay son los puntales de madera que la sostienen? Pues con Lean a veces pasa igual.

Cuando una empresa decide empezar a aplicar Lean, uno de los problemas que a veces se presenta, es que no consiguen tanto cómo esperaban en el medio-largo plazo. A corto sí, pero una vez pasado un tiempo todo vuelve a ser lo que era y las ganacias conseguidas empiezan a evaporarse. ¿Por qué pasa esto?

Imagina que te vistes para hacer deporte. Te pones el pantalón corto, tus calcetines y tus zapatillas naranjas y la camiseta del Decathlon. Y sales a la calle. Pero en vez de hacer ejercicio, te dedicas a pasearte por el barrio a charlar con la gente. Claro, todo el mundo pensará de tí que estás haciendo deporte. Pero no es verdad. Parece, pero no. Pues a veces, con Lean pasa lo mismo.

Mucho cartel, mucha raya pintada en el suelo, etc. Pero eso a veces es solo fachada. Como en el ejemplo del deportista, ir vestido no es hacer deporte. ¿Qué sucede? Que las ganancias no aparecen. Obvio.

La fachada, como en el escenario de la película, puede hacer parecer que estás en una ciudad del Oeste pero detrás sólo hay palos de madera. Nada más. Esto es muy distinto de mantener y cultivar una cultura, una forma de hacer y de pensar que mantengan los procesos operando muy cerca de la excelencia.

El primer paso para una implementación Lean empieza por el uso de las herramientas básicas. Es necesario aprender las bases antes de ir más profundo. Igual que el deportista, es necesario que empiece poniendose la ropa. Pero una vez conseguida esta fase, inmediatamente hemos de pasar a la siguiente. Si te quedas ahí, es una Fachada Lean (Lean Façade).

He visto esto en más ocasiones de las que me gustaría. Hay tantas cosas positivas y beneficios en Lean, que no merece la pena autoengañarnos quedándonos en una simple fachada. Disfruta de Lean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s