Simulación: ¿Ángel o Demonio?

¿Simular o no simular? He aquí la cuestión. Es una pregunta que me hacen bastante. El lío viene cuando después de conocer las bondades y excelencias de la simulación y habiendo sido ya convencido de uso, viene algún “Leaner” (sensei, practitioner, etc) y te decimos que dejes de simular y te pongas manos a la obra. ¿Qué consejo seguir entonces?. Te doy mi opinión.

Mi proyecto fin de carrera en la escuela de ingenieros lo hice sobre simulación continua. Fue mi primer gran contacto con la simulación (alguno previo pero menor). Trataba de simular el funcionamiento de una sociedad de tasación mediante la dinámica de sistemas. Lo hice con Vensim. Fue un trabajo arduo que me llevó unos 6 meses. Además, después he usado mucho la simulación discreta para resolución de problemas de asignación, rutas, problemas de producción, etc (Arena sobre todo pero también el paquete WinQSB). Con esto quiero decirte que conozco algo qué puede ofrecer la simulación y qué no.

Como todos sabéis, la simulación es una forma barata y segura de “probar” el efecto que pueden tener ciertos cambios antes de ponerlos en marcha y de esta forma ahorrar mucho tiempo y dinero en evitar implantar cambios que no tendrán resultados positivos. Esto es lo que, en general, nos venden desde el mundo de la simulación.

Cuando se plantea la disyuntiva de simulacion sí vs simulación no, el principal argumento que aportan los pro-simulación, y dificilmente refutable, es que aunque la simulación tiene defectos, no hay otra cosa mejor. Así que mejor la usamos. Así evitas tirarte a una piscina que no sabes si tendrá agua o no. Pues yo la voy a refutar (con perdón).

Yo no opino igual. Hay formas mucho mejores que la simulación para saber si algo irá bien o no. Eso sí, no es intuitiva, por lo que probablemente harás como Santo Tomás: necesitarás ver y tocar para creer. No hay problema. Puedes ver y tocar tranquilamente.

Uno de los principales objetivos de Lean es la eliminación constante del despilfarro. Siguiendo ese camino, es seguro que los cambios serán a mejor. No doubt. At all. Por tanto no necesitamos simular nada. Sabemos el camino a seguir. Pero hay otro argumento, quizás menos visible a primera vista, pero igual de importante. Mejorar consiste en resolver los problemas que te separan de tu estado ideal. Y eso nunca te lo dará una simulación. Es decir, es como si quieres subir al siguiente piso y tienes delante tuya una escalera de la que no ves más que el primer escalón. Cuando subas ese primer escalón, entonces, desde ese nuevo punto de vista, verás más escalones, y así sucesivamente. Pero nunca sabrás que escalones (problemas) tendrás que subir hasta que no los estés subiendo. Por eso, no pierdas tiempo simulando: haz. Hacer e ir resolviendo los problemas que van surgiendo es la forma mejor y más rápida de avanzar. Pruébalo y me darás la razón.

En mi experiencia, y me gustaría conocer la tuya, los que simulan son los que no tienen claro por donde deben avanzar. Lean no consiste en simulaciones. Mas bien todo lo contrario. Te proporciona una mentalidad y una dirección clarísima para la excelencia y la mejora. Simplemente no necesitas simular nada porque el enfoque es el correcto y como prueba, los resultados siempre viene detrás. Si tienes absolutamente claro cual es tu enfoque (approach) y sabes que los resultados acompañan a tus acciones, no necesitas simular nada.

Mi consejo es que empieces a dejar un poco de lado las simulaciones y comiences a aplicar Lean. Verás las mejoras tan drásticas que consigues. Sé que es dificil de entender si no se ha visto en directo, por eso te animo a probarlo para que puedas entender los matices que se esconden en mi razonamiento y que son dificiles de poner en negro sobre blanco. A veces, hay cosas que en un principio parecen contraintuitivas pero que son las que mejor funcionan. A Lean le pasa eso. Por eso, muchas personas no creen hasta que no ven los resultados. Y la única forma de verlos es probando.

Asi que la respuesta a la pregunta de “simulación sí o no” es: No (salvo casos particulares -Ver apostilla a continuación)

Apostilla (letra pequeña): Obviamente, las cosas no son totalmente blancas o totalmente negras. A veces la simulación puede tener un papel interesante y necesario y por eso puede ser una herramienta importante en cierta ocasiones. Pero sólo en muy contadas ocasiones (por ejemplo yo la uso a veces para ilustrar las diferencias entre un sistema Lean y la producción en lotes. Aunque prefiero los juegos de simulación que son algo más reales, cuando el tiempo es escaso uso una simulación en video para analizar las diferencias. Lo uso como una forma de llegar a las mentes de produccion en masa y que vean en su propio terreno las enormes diferencias con Lean. Pero insisto en que es una solución algo pobre. Lo ideal sería irse a la planta, al lugar de trabajo, al gemba, y probar allí en vivo y en directo). Otra excepción suele ser cuando no hay nada aún, esto es, en fase de diseño. Aquí sí que puede ser muy útil. El problema es que, según mi experiencia, se suele tomar esta excepción y se hace la regla general y acabamos simulando todo. Error. Si puedes conseguir no simular nada significa que tienes muy claro el camino del éxito.

Como siempre digo: Roll up your sleeves and gets your hands dirty. There is no a better way.

Y tú ¿Qué opinas?. Nos leemos en los comentarios.

Anuncios

6 pensamientos en “Simulación: ¿Ángel o Demonio?

  1. Como todas las herramientas su aplicación sólo es válida si se tiene el conocimiento adecuado. Cuando esto ocurre, se utiliza sólo cuando realmente puede aportar valor.
    Los modelos nunca son la realidad, son sólo una representación de la misma con una validez limitada. Muy limitada.
    No obstante, a veces las simulaciones pueden aportar “sugerencias” para entender mejor un problema complejo. Pero sólo sabremos si funciona en el mundo real. Por esto, el método científico, viene representado por el ciclo Shewhart Deming: PDSA: idea, planifica un experimento, aprende de sus resultados y decide su viabilidad.

    Obviamente si ya conocemos la solución, lo anterior está fuera de lugar,

    Buen artículo

    • Hola Jordi:

      Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas. Los modelos pretenden ser una representación simplificada de la realidad, pero nunca serán la realidad. Si sabes hacia donde tienes que ir, sabes con claridad cuál es tu siguiente paso sin necesidad de simular.

      Coincido también contigo en que el mejor método es el PDCA. Deming y Shewhart nos dejaron la piedra filosofal en forma de circulo. PDCA es lo unico que hara mejorar a una organización. No hay sustituto para él.

      Un abrazo.

  2. Hola José,
    Excelente artículo.
    Teoria-Prueba-Error. La única forma de adquirir conocimiento. Y donde mejor que en el lugar en el que ocurren las cosas.
    Aunque coincido contigo que en algunas ocasiones una experimento previo no va mal.
    Y la mejor forma de llevar a cabo “Teoría-Prueba-Error”, coincidiendo con Jordi y contigo, es a través del PDSA.
    Un abrazo
    Pedro

  3. Hola Jose, este blog cada vez está mejor.

    En mi opinión de usuario lean nivel 1 creo que el esfuerzo por desbrozar las variables y los parámetros ya supone un salto importante (ese encargo de Afrodita a Psique de separar los granos). El determinar sus relaciones otros. Y al plasmarlo todo el tercero. Sólo ese (gran) esfuerzo creo que ya vale la pena.

    Es decir, en mi opinión el camino que hay que recorrer (una vez más) es más importantante que el sitio al que se llega.

    Fijate en tu caso, hicisto lo de la ST y llegaste a la conclusión que había que salir de allí corriendo 😛

    PD ¡la gente te lo pide, ese curso ya!

    • Hola Javi:

      Muchas gracias por tu comentario. Comparto plenamente tu apunte y no puedes haber estado más acertado al decir que lo importante es el camino.

      Como siempre, gracias por pasar y comentar 🙂

      Hablamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s