There is no instant pudding

El obstáculo de la búsqueda de resultados inmediatos.

Dice Deming:

“Un obstáculo importante es la suposición de que la mejora de la calidad y la productividad se logra instantaneamente por medio de un acto de fe”

W. E. Deming – La salida de la crisis.

A continuación, para ilustrar un poco esta realidad, Deming narra alguna experiencia propia. En concreto habla de la impresión que nos encanta dar a los occidentales de que todo se arregla en un par de tardes. Concretamente cita un artículo publicado en 1981 donde el autor venía a decir lo siguiente

“El Dr. Deming fue a Japón a dar una conferencia, y miren lo que ha logrado”

W. E. Deming – La salida de la crisis.

Habitualmente me encuentro que la mayoría está de acuerdo en que las cosas no se consiguen en un par de tardes. Hay que trabajar duro para conseguirlas. Hasta aquí todo normal. Lo tienen claro. Sin embargo, al momento siguiente suelo comprobar que no es realmente así (¿disonancia cognitiva?). Hablan, para autoconvencerse, de una cosa, pero hacen la contraria. Decir que las cosas cuestan trabajo se dice rápido. Y además lo puede decir cualquiera. Eso no tiene ningún valor. Lo importante es demostrarlo en el dia a dia. Y esto, convendrás rapidamente conmigo, no es así. Queremos las cosas para ya. Si estamos en pérdidas, queremos estar en “negro” el mes que viene. Sea como sea. Y ahí está el problema.

El propio Deming cita la siguiente frase que le dijeron por teléfono en cierta ocasión: “Venga, pase un día con nosotros y haga lo que hizo por los japoneses; también nosotros queremos que nos salve. Y cuelgan desconsolados”. ¿Ves? El resultado inmediato. Deming incluso cuenta que una persona le escribió pidiendole la fórmula del éxito, y la factura correspondiente.

Redundando aún más, podríamos citar a Woody Allen:

“Conseguir el éxito de la noche a la mañana me llevó diez años”

W. Allen

Algunos pueden argumentar que es fruto de la desesperada situación por lo que necesitan resultados ya. Sin embargo, las más de las veces, han actuado como la cigarra del cuento. Llegado el frío invierno solo los que renunciaron a gratificaciones inmediatas durante el verano, sobrevivirán. Creo que estarás de acuerdo conmigo en que esto lo vemos a diario.

El corolario que sacamos es claro: debes prepararte en tiempos de bonanza para cuando el ciclo económico de la vuelta. Que la dará. Hacerlo bien cuando las cosas van bien, cuando estamos en una economia de oferta donde todo lo producido se vende, hacerlo bien en estas circunstancias es fácil.

“Any manager can do well in an expanding market”

W.E.Deming

Sin embargo, el enfoque en el corto plazo y la ausencia de constancia en el propósito, de la que hablamos anteriormente, hacen que muchas empresas se comporten como la cigarra y ahora, cuando los mercados se contraen, sufren las consecuencias. Aún así, no está todo perdido. Podemos hacer cosas para redirigir el rumbo y poner marcha hacia la excelencia y la competitividad. Aprovechar este aviso para tomar conciencia de que los métodos y enfoques que venimos usando para gestionar nuestras empresas no funcionan y ya no lo harán más. Necesitamos enfoques nuevos y probados que funcionen muy bien en la situación actual. Y existen y funcionan. Y lo hacen condenadamente bien!. Pero con esto pasa lo mismo que con las adicciones: el primer paso es reconocerlo. Una vez hecho, ya puedes empezar a mejorar. Entonces, ¿qué podemos hacer para empezar a mejorar?

Cómo puedes comenzar a salir adelante.

El primer paso debe ser sin duda, comenzar a entender la empresa como un sistema. Guste más o menos, es así como funciona. Y para eso debes empezar cuanto antes a formarte, ya sea a través de expertos (consultores -autopromoción 🙂 ) o bien a tí mismo a través de la lectura y estudio de material adecuado. Esta última, como sabes, lleva desde luego bastante más tiempo y dependerá de la situación de la empresa si tienes esa disponibilidad de tiempo.

“Lo que necesita una organización no es sólo gente buena; necesita gente que mejora continuamente su educación”

W.E.Deming – La salida de la crisis.

Y los primeros en la lista son los componentes de la alta dirección. No hay excusas. Hay que desechar el miedo al saber. La dirección tiene que aprender (y antes desaprender). Sobre todo aprender que hay un enfoque distinto. Seguir aprendiendo más dentro del mismo enfoque (producción en masa) nos seguirá llevando al mismo lugar. Así, hemos podido comprobar que los enfoques o formas de gestión que fueron desarrolladas a principios del siglo pasado, no funcionan hoy. Necesitamos ese nuevo enfoque, creer en el y ponerlo en marcha con constancia en el propósito. Desgraciadamente, no es esto lo que nos enseñan en las escuelas de negocio y universidades. Pero lo que necesitamos no son más escuelas de negocio sino sistemas de gestión eficaces. Y ya existen y se conocen. Y debemos empezar por eliminar de nuestro sistema las enfermedades mortales que harán que nuestra empresa se vaya a pique indefectiblemente. Proximamente las veremos, sin embargo, el objetivo de hoy es hacerte llegar la necesidad de comprender con claridad que la transformación necesaria no se consigue de la noche a la mañana. Lleva tiempo, esfuerzo y trabajo. Pero merece la pena en comparación con los resultados que obtendremos.

Así que el mensaje que te lanzo es claro: ponte en marcha ya!. Hoy mismo. Cuanto antes empieces mejor, ya que no hay resultados inmediatos. Habrá que trabajar duro y de forma inteligente, para ir consiguiendo abrir camino. Y lo abrirás. Dependi de tí :-).

“There is no instant pudding”

W.E.Deming

Anuncios

2 pensamientos en “There is no instant pudding

    • Hola Jordi:

      Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente esa era mi intención: Transimitir que hay una forma de hacer las cosas, una forma de gestionar que funciona mucho mejor. Pero no es inmediata (aunque los resultados sí que empiezan a verse desde el minuto uno de juego). A veces es un problema porque estamos demasiado acostumbrados a la inmediatez, el corto plazo, olvidando por completo la constancia en el propósito. Y esto, ya nos decía Deming, que es el primer “pecado mortal”.

      Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s