Unity

Ikeda Shihan. Fuente: Ángel Medinilla

¿En qué consiste Lean? Lean consiste en conectar todos los procesos en un flujo contínuo. El flujo es la forma más eficiente de producir y necesitamos luchar cada día para conseguirlo.

La mayoría pueden encontrar que sea más fácil programar la producción de grandes lotes con el objetivo de evitar hacer más cambios de setup de los imprescindibles, y de esta forma ahorrar tiempo y dinero. Lo malo es que esto crea problemas serios al resto de procesos de la cadena.

1) Dificulta servir a los clientes que quieren algo distinto de lo que se está produciendo actualmente. Está claro, si durante todo el día sólo estoy produciendo la pieza A, sólo puedo servir la pieza A. Si algún cliente me pide la B, tendrá que esperar hasta que le toque a la B que puede ser mañana, pasado o al otro. O dentro de 15 días.

2) Obliga a tener más inventario de producto terminado. Si queremos poder servir algo distinto de lo que se está produciendo, hay que aumentar el inventario final. Más manejo de materiales, almacenamiento, contajes, espacio, etc. Más costes.

3) Mayor Lead Time para satisfacer un pedido. Si tengo cinco referencias que hacer y hago una el lunes, otra el martes, etc, así hasta el viernes, solo hago un tipo de pieza a la semana. El Lead Time se dispara en varios órdenes de magnitud.

4) Aumento del inventario en proceso Producir en lotes implica consumir en lotes y esto hace que el inventario en proceso, el WIP, suba como la espuma.

5) Efecto bullwhip, responsiveness y flexibility. Todo lo anterior hace que aparezca con ferocidad el temido efecto bullwhip (1ª ley de la dinámica de sistemas, Forrester dixit) y que perdamos por completo la flexibilidad y la capacidad de respuesta del sistema.

Y todas estas consecuencias son costes.

Si queremos funcionar de forma eficiente lo primero que hay que hacer es conectar. Conectar al cliente con el proceso de producción. Conectar cada proceso con los demás. Conectar la información con el movimiento de materiales. De la misma forma que cuando el brazo actúa aislado del cuerpo no es eficiente. Sin embargo, cuando todo está conectado, el cuerpo, uke-tori, universo-respiración, ying-yang, todo actúa como un único ente perfectamente controlado y todopoderoso. Y luego, fluir. La armonía del flujo. Pero antes, conectar: Unidad (Unity, que diría Ikeda Shihan). Cuando conectamos todo, salen a la superficie cosas que no se están haciendo bien y esto nos permite corregirlas. Por supuesto lleva tiempo hacerlo bien. Como se dice en Toyota “Easy to say, hard to do”.

Y una última cosa: debes hacerlo tú. Nadie de fuera podrá hacerlo por tí. Necesitas trabajar cada día con objetivo del flujo en mente.

“Los instructores pueden impartir solo una fracción de la enseñanza. Es a través de tu práctica devota que los misterios del Arte de la Paz son traídos a la vida”

– El Arte de la Paz – O’Sensei Morihei Ueshiba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s