La necesidad del cambio

Ya estamos de vuelta del verano. Y dando un vistazo al panorama, nada parece haber cambiado. Seguimos con los mismos problemas, y quizás aún más agravados. Desde luego no parece que lo que se está haciendo esté conduciendo a una mejora en los resultados. Hablo de la situación macroeconómica, pero también de la micro, de las empresas, de esas en las que trabajamos y de la que dependen nuestros ingresos. Los resultados no mejoran y seguimos haciendo las mismas cosas esperando que el resultado sea distinto. Decía Einstein:

Hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos es la definición de la locura

Y justo eso es lo que nos está pasando. Queremos resultados distintos mientras seguimos haciendo las mismas cosas:

  • Gestión por números
  • Despidos de los trabajadores
  • Abuso de los proveedores
  • Recorte de las prestaciones o calidad del producto
  • Ausencia de formación e innovación
  • etc

Todos ellos son principios caducados. Principios de un sistema que ya no funciona. Necesitamos algo distinto. Necesitamos aplicar la filosofía Lean. Necesitamos centrarnos en el sistema. Necesitamos hacer las cosas que funcionan, no basta con dar lo mejor de nosotros mismos.

Uno de los grandes problemas que afrontan las empresas, y el estado, es el elevado coste que están soportando para seguir con sus actividades. Necesitan reducirlos. ¿Cómo?. Lo que nos han enseñado es que nos tenemos que ir al presupuesto de costes, ir mirando partida a partida y ver cuáles se pueden reducir, ¿cierto?. Error. Centrarse en los costes no los reduce sino que los aumenta. Los costes son elevados por una razón sencilla: hay muda en el sistema. Hay despilfarro en los procesos. Si eliminamos el despilfarro, el coste se reduce. Esa es la raíz del problema. Reducir el gasto en materiales no elimina nada del despilfarro. Por ahí no se obtiene nada. ¿Conoces algún caso que sí? ¿Alguna empresa que reduciendo el gasto en material de oficina o despidiendo gente o dejando de pagar a sus proveedores o eliminando el presupuesto de formación o de innovación hayan sobrevivido en el largo plazo? No. Quizás te parezca que sí en el corto plazo, pero eso no sirve de nada. Decía Deming:

La persecución de los dividendos trimestrales y de los beneficios a corto plazo hacen fracasar la constancia en el propósito

Seguimos haciendo las mismas cosas y esperamos resultados distintos. No funciona. Si queremos resultados distintos tenemos que hacer algo distinto, probar algo nuevo, ver cómo funciona. Cambia!. Es la salida. Sin cambio la situación no mejorará. Seguir haciendo las mismas cosas nos llevan a lugares ya conocidos. Lo veremos en un par de años.

Me alegro de veros por aquí.

Anuncios

2 pensamientos en “La necesidad del cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s